Salud

Beneficios del chocolate negro, al 70%

ORIGEN

El cacao, que se obtiene de la almendra del árbol del cacao, fue utilizado durante cientos de años por los indígenas sudamericanos en la preparación de una bebida amarga, que los europeos modificaron en su preparación y composición, hasta originar lo que hoy se conoce como el chocolate, en sus variedades negro (u oscuro), con leche, y blanco.

Al igual que el fruto del que se deriva, el chocolate (mezcla de azúcar con la grasa y la masa del cacao) ha protagonizado una serie de usos en la historia de la humanidad; uno de los más comunes es en la gastronomía, donde se nombra como el rey de los postres. De hecho, su agradable sabor y versatilidad lo han convertido en una pasión para millones de personas en el mundo. Incluso, diversos estudios comprueban sus múltiples beneficios y, gracias a esto, cada vez más profesionales de la salud recomienden su ingesta con moderación.

Se han publicado estudios que avalan las características beneficiosas de este producto, siempre y cuando se trate del chocolate más puro, el negro, y su consumo no sea excesivo. El consumir este producto en una cantidad moderada (20 gramos) podría proporcionar propiedades beneficiosas a nivel cardiovascular y emocional (Revista Eroski Consumer, 2011).

 

COMPOSICIÓN

El chocolate negro contiene 70% de cacao, y cuanto más, es mejor. Contiene fibra, vitaminas B, minerales como mangnesio, manganeso, potasio, fósforo, zinc  y cobre. Además de un acido graso llamado esteárico, muy beneficioso para el organismo. Tambien posee metabolitos secundarios que le da muchos beneficios como los flavonoides.

 

BENEFICIOS

 

Efecto antioxidante y reducción del colesterol

Los beneficios del chocolate son adquiridos de las propiedades de un compuesto llamado flavonoide, especialmente los flavanoles epicatequina, catequina y procianidinas, que tienen un marcado efecto antioxidante al inhibir la oxidación de las LDL (colesterol malo)

Por su parte, el ácido oleico es un compuesto que ayuda a reducir los niveles de colesterol malo, mientras aumenta los niveles de colesterol bueno.

Previene el envejecimiento prematuro de las células.

 

Ayuda en la reducción de la presión sanguínea

Sus flavonoides producen una disminución de la agregación plaquetaria y de la presión arterial.

 

Salud cardiovascular

El chocolate negro contiene una alta cantidad de flavanoles, por lo cual su consumo se asocia a una protección de la salud cardiovascular y a otras patologías. El efecto cardioprotector del chocolate ha sido demostrado en numerosos protocolos experimentales y estudios clínicos y epidemiológicos.

Si bien es cierto que el chocolate contiene una proporción importante de grasas, especialmente saturadas, estudios recientes muestran que no todos elevarían la colesterinemia. Por ejemplo, el ácido esteárico (que constituye 1/3 de la grasa total del chocolate) y el ácido oleico (que constituye otro tercio de la grasa del chocolate) no elevan el nivel de colesterol sanguíneo.

Mejora la actividad biológica e incrementa el flujo vascular local en diversos territorios, tanto en personas sanas como en pacientes con enfermedad coronaria, hipertensión o diabetes. (Vicente G, 2011).

 

Mejora el estado de ánimo y la fatiga

Un estudio realizado por The Nutrition Journal, reveló que el chocolate podría ayudar a combatir los síntomas de la fatiga. La investigación apunta a que su consumo ayuda a mejorar la acción de neurotransmisores como la serotonina, encargada de regular el estado de ánimo y el sueño.

Igual forma por un estudio realizado por el instituto de Neurociencias de San Diego, algunos compuestos de chocolate contienen un estimulante que puede causar esos sentimientos, difíciles de descifrar, de felicidad y satisfacción.

A combatir la angustia, el estrés y el mal humor, como un calmante natural.

Aumentar el nivel de energía

El chocolate es fuente de energía por su contenido en magnesio, fortalece los músculos y ayuda a soportar largas jornadas de actividad física.

 

Mejora cognitiva

Por otro lado, la acción de los flavanoles del cacao a nivel cognitivo se puede explicar debido a que estos compuestos, tras su absorción, pueden penetrar y acumularse en regiones cerebrales implicadas en el aprendizaje y la memoria localizadas preferentemente en el hipocampo.

Los flavanoles del chocolate podrían actuar mediante al menos dos mecanismos:

  1. a) a través de interacciones directas con cascadas celulares implicadas en la expresión de proteínas neuroprotectoras o neuromediadoras que promueven la neurogénesis, la función neuronal y la conectividad cerebral; y
  2. b) a través de mejoras en el fl ujo sanguíneo y la angiogénesis cerebral, así como en los sistemas sensoriales asociados

Otros

Mejora la flora intestinal

Disminuye la inflamación y reduce las presiones sistólica y diastólica en relación al contenido en polifenoles.

DOSIS
DIARIAS

Según estudios, se recomienda consumir entre 7 a 20 g diarios.

 

RECOMENDACIONES

El cholate debe ser amargo y debe tener el menor contenido posible de leche y aditivos. Puede mezclar el chocolate con frutas o nueces para multiplicar los beneficios de salud.

 

CONTRAINDICACIONES

Consumir con moderación, ya que al contener cafeína podría ser perjudicial para los que sufren del corazón, por su contenido en oxalatos podría ayudar en la formación de cálculos renales. En mujeres embarazadas y lactancia,  consumir con moderación.

 

REFERENCIAS
BIBLIOGRÁFICAS

  • Chocolate: more than sweet. Revista Convicciones. 117-126
  • Guidelines for consumption of dark chocolate. Pleasure and cognitive health? Nutr Hosp. 2017; 34(4):759-760.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Energy Green