producto Salud

Beneficios de la uña de gato, ayuda en la mejora del sistema inmune

¿QUÉ ES EL
SISTEMA INMUNOLÓGICO Y QUÉ LO CONFORMA?

 

El sistema inmunológico es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones, como las bacterias y los virus. A través de una reacción bien organizada, su cuerpo ataca y destruye los organismos infecciosos que lo invaden. Estos cuerpos extraños se llaman antígenos.

Está formado por células especializadas. Estas células se denominan células inmunitarias, comunmente llamadas glóbulos blancos o leucocitos. Como la sangre circula por todo nuestro cuerpo, los glóbulos blancos también están presentes en todas partes.

 

TIPOS DE GLÓBULOS BLANCOS

Neutrófilos. Que siempre están en la sangre, migran hacia el lugar de la herida para destruir a los microbios.

Eosinófilos. Son los encargados de responder a las reacciones alérgicas. Lo que hacen es inactivar las sustancias extrañas al cuerpo para que no causen daño, y también poseen gránulos tóxicos que matan a las células invasoras y limpian el área de inflamación.

Basófilos. También intervienen en las reacciones alérgicas, liberando histamina, sustancia que aumenta la circulación sanguínea en la zona para que aparezcan otro tipo de glóbulos blancos

Macrófagos. Son los más grandes. Destruye a los patógenos comiéndoselos directamente. Los encontrarás en los pulmones, el hígado, la piel, el estómago y los intestinos. En el sistema circulatorio se le llama monocito.

Linfocitos. Son los más pequeños. Pueden medir menos de una centésima de milímetro o 10 micras. Hay diferentes tipos, cada uno con una función especializada.

Los linfocitos B producen unas sustancias especiales llamadas anticuerpos que se unen al patógeno y ayudan al sistema inmunitario a destruirlo.

Los linfocitos T colaboradores ayudan a los linfocitos B a producir anticuerpos y aumentan la capacidad de los macrófagos para atacar a los patógenos.

 Los linfocitos T citotóxicos son los linfocitos más feroces de la familia de los glóbulos blancos. Eliminan las células que han sido infectadas por los virus

Células dendríticas. Cuando los microbios entran en el cuerpo, son las células dendríticas las que informan a los linfocitos T colaboradores de qué tipo de patógeno ha entrado y cuál es la mejor estrategia para eliminarlo.

 

¿POR QUÉ LA UÑA DE GATO

AYUDA A REFORZAR EL SISTEMA INMUNOLÓGICO?

 

Usos ancestrales y tradicionales

La planta está enmarcada en la etnobotánica medicinal indígena de varios países de Sudamérica.

Pueblos como los Ashánika, los Bora, los Aguaruna, los Campa, los Cashibo, los Conibo y los Mashiguenga, entre otros, han venido utilizando desde hace siglos esta planta como base de su medicina chamanística.

Desde la época de los pueblos precolombinos, (quienes la consideraban como una planta mágica), hasta la actualidad, la uña de gato ha sido un remedio habitual para el tratamiento de múltiples desórdenes que abarcan procesos inflamatorios, asma, úlcera gástrica, diabetes, tumoraciones, cáncer, procesos virales, irregularidades menstruales e incluso gonorrea, entre otras aplicaciones.

Tradicionalmente, la forma de administración más utilizada por los nativos peruanos ha sido el cocimiento y la maceración de la raíz, la corteza y las hojas, si bien se utiliza también la infusión e incluso la tintura, en la que además del alcohol se combina con otras plantas, como la sangre de drago (Croton draconoides y C. leshleri)

 

Actualidad y sistema inmunológico

El Doctor Hildebert Wagner, científico reconocido internacionalmente por sus investigaciones farmacológicas de diversas plantas medicinales en el campo de la Inmunología, ha afirmado que el extracto de U. tomentosa se encuentra entre las especies inmunoestimulantes más potentes que ha examinado su laboratorio.

Los extractos totales de la planta son más eficaces que los componentes aislados.

¿En qué células actúa?

Se ha probado que la uña de gato aumenta la actividad fagocítica de los granulocitos neutrófilos y macrófagos y aumenta el número de monocitos en fases activas de la circulación periférica. No hay alteración en la proliferación de los linfocitos T en condiciones normales, pero sí hay un aumento en presencia de antígenos.

¿Cómo actúa?

Los efectos de la uña de gato se deben principalmente a los alcaloides oxindólicos pentacíclicos de la planta unidos al complejo ” tanino “, que aumentan la reactividad del sistema inmunitario.

En pacientes enfermos se ha observado que siete días después del tratamiento con U. tomentosa se produce un incremento entre un 30 y un 50% del número de monocitos circulantes.

Los granulocitos (neutrófilos, basófilos y eosinófilos) aumentan su poder fagocitario entre un 23 y un 60,5% (según la concentración del extracto -test de Braudt-), mientras que los linfocitos no presentan alteraciones de comportamiento a concentraciones de 1, 0.1, 0.01 mg de extracto/m] sangre, comprobándose que en presencia de antígenos la U. tomentosa produce un incremento de la proliferación de linfocitos B y T normales.

Este efecto estimulador se produce porque las células endoteliales humanas (EA. Hy 926) en presencia de los alcaloides oxindólicos pentacíclicos son capaces de liberar ciertos factores, todavía no identificados, que activan los linfocitos T y actúan como factores de diferenciación celular de los linfocitos B’4.

De modo similar, estos alcaloides oxindólicos pentacíclicos estimulan los macrófagos alveolares de rata para que secreten las citoquinas IL-1 e IL-6, implicadas en el desencadenamiento de la cascada de activaciones defensivas del sistema inmunitario.

En los pacientes cuyos valores eran inferiores a 4.000 leucocitos/¡..¡] de sangre se produjo un aumento, mientras que en los pacientes con valores superiores a 8.000 leucocitos/¡..¡] de sangre se observó un descenso del mismo.

 

PRECAUCIONES

En estudios de toxicidad aguda realizada en ratones, se comprobó que la dosis letal 50 (DL50) de la uña de gato fue superior a 16 g/kg.

No se debe usar en niños menores de tres años debido a que no hay pruebas clínicas realizadas en este grupo de edad. Asimismo, es probable que teniendo en cuenta las propiedades inmunomoduladoras que posee, no debe recomendarse a pacientes después de trasplantes así como en enfermedades autoinmunes, esclerosis múltiple ni tuberculosis.

Respecto al embarazo, se han realizado estudios sobre animales, utilizando dosis varias veces superiores a las humanas, y se han registrado efectos embriotóxicos y/o teratógenos en una o varias de las especies estudiadas. Sin embargo, no se han realizado ensayos clínicos en seres humanos, por lo que el uso de la uña de gato sólo se acepta en caso de ausencia de alternativas terapéuticas más seguras.

Por otro lado, se ignora si los componentes de la uña de gato son excretados en cantidades significativas con la leche materna, y si ello pudiese afectar al lactante. Por tanto, se recomienda suspender la lactancia materna o evitar la administración de la uña de gato.

A altas dosis, en tratamientos crónicos o en individuos especialmente sensibles, se podrían producir reacciones adversas de tipo digestivo (como gastralgias, gastritis o estreñimiento)

 

 

REFERENCIAS
BIBLIOGRÁFICAS

  • Los misterios del sistema inmunitario. Cómo protege nuestro cuerpo. Sociedad Japonesa de Inmunología. 2014.
  • Uncaria tomentosa (Willd.) DC. y Oncología. NATURA MEDICATRIX 2001; 19(5):228-233.
  • Uña de gato. ELSEVIER. Vol. 25. Núm. 10. páginas 104-108 (Noviembre 2006).
  • IMMUNOMODULATION OF Uncaria tomentosa OVER DENDRITIC CELLS, IL-12 AND PROFILE TH1/TH2/TH17 IN BREAST CANCER. Rev Peru Med Exp Salud Publica. 2015; 32(4):643-51.
  • Uña de gato. Uncaria tomentosa (Willd.) DC. Revista de Fitoterapia 2003; 3 (1): 5-16.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Energy Green